Vacaciones escolares

Apuntes

Millones de estudiantes en el país están por concluir sus vacaciones de semana santa en todos los niveles, principalmente en la educación básica, lo que nos lleva a considerar qué tan importante es tener periodos de descanso académico.

Las vacaciones son los días en que las personas que trabajan o estudian, toman un descanso total de sus actividades por un tiempo determinado, exceptuando los llamados días feriados o festivos que no son laborables.

En el terreno educativo, las anheladas vacaciones entre otras funciones, ayudan a prevenir estrés u otras patologías relacionadas, recuperar energía, motivación y en general suelen incrementar el rendimiento escolar ya que se entiende que hubo descanso.

Debemos considerar que la forma de enfrentar este periodo suele ser absolutamente diferente de familia a familia o de persona a persona, mientras que para muchos las vacaciones son sinónimo de viaje, salidas o visitas para otros las opciones son reducidas o nulas, pero en los dos supuestos anteriores el confinamiento por COVID-19 también ha puesto su grado de dificultad, puesto que lo más seguro en este momento es permanecer en casa.

Otra situación que no debemos perder de vista es el hecho de que muchos padres de familia no coinciden con el periodo vacacional de sus hijos, independientemente de estar o no en el mismo seno familiar y es entonces cuando se desata el caos por conseguir a alguien que los acompañe en casa o dejarlos solos, muchas veces la opción son los famosos “cursos”, que para el momento que estamos viviendo no aplica.

Algunas actividades que ayudan a que tus vacaciones sean más entretenidas y divertidas pueden ser: aprender algo que te gusta por internet (las opciones se han incrementado y diversificado a raíz de la pandemia); dormir solo lo necesario; preparar recetas especiales; ordenar cajones, alacena, ropero o algo que hayas dejado pendiente; disfrutar de la lectura; ponerte al día con tus series o películas favoritas; el esparcimiento y relajación son determinantes; la naturaleza aporta mucha energía; el dilema de estudiar o no en vacaciones es muy antiguo y tiene que ver entre otros factores con la naturaleza del alumno y las expectativas y posibilidades de los padres.

Lo cierto es que los horarios más flexibles y relajados y la ausencia de la práctica escolar reducen el estrés y la ansiedad, el cambiar de ambiente y rutinas incrementa la creatividad, las vacaciones siempre serán sumamente importantes para la salud integral del estudiante y este último año donde han estado sometidos a cambios tan drásticos como haber perdido su ambiente escolar y estar estudiando desde casa o quienes han experimentado sentimientos como miedo, frustración, dolor y mucho más por la pandemia, es determinante que las vacaciones sean para ellos una ventana de luz con aire fresco.