Vacunas humanas

darDOS con garlito...

Garlito

Cuando el Dr. Jekyll en su laboratorio ingiere la pócima, resultado de un mal experimento, jamás pensó descubrir a Mr. Hyde en su interior; el noble, bueno y misántropo doctor, dentro de sí habita un ser malvado, perverso, asesino, la dualidad humana del bien y el mal; Robert Louis Stevenson, se limita a la bondad o maldad humana, no imaginó que esa pócima inglesa, al ser bebida por los gringos digamos, estos actuarían como aquellos, su maldad no llegaba a tanto.

Incisión

Ahora que las vacunas, método terapéutico de excelentes resultados, son politizadas y acusadas de ser responsables del cambio ideológico a quien se aplique, o que inocularán agentes destructivos, como parte de un complot mundial contra la humanidad; ningún escritor de ciencia ficción o realismo mágico o de terror cósmico, vislumbró tal hipótesis ignorante, las vacunas vienen con apellido ideológico y qué si tal o cual despertara en nosotros el monstruo humanista o revolucionario o para eliminar ciertas razas humanas incomodas. Nada más falso.

Conviene recordar o saber: los chinos antes de 1695 practicaban la variolización, técnica que consistía en hacer una incisión en un ser humano sano y colocar polvos de costras de viruela para infectarlo y formar anticuerpos que lo inmunizaban contra esa enfermedad; en 1796, Edward Jenner la pone en práctica en el mundo occidental; Louis Pasteur por medio de bacterias logra controlar la cólera de aves y el carbunco, en 1885, introduce un agente mortal a un ser vivo para generar inmunización por medio del propio virus que crea la enfermedad, verdadero inicio de las vacunas; aquí todos los escritores de ciencia ficción se ponen de pie y ovacionan.

Hipodérmica

En el siglo XIX, toda la ciencia se enfocó a combatir enfermedades que afectaban no precisamente a la humanidad, sino a los lugares geográficos donde los intereses humanos eran más fuertes que en otros. Desde entonces, la salud y el tratamiento de epidemias responde a intereses económicos hasta que aparecen las pandemias, como la que vivimos desde hace un año, considerada la más grave en proporción a la población total de la humanidad; sin embargo, la pandemia de la influencia española de 1918 mató a 50 millones de personas; la peste, el tifus y el cólera, eran los objetivos de los científicos del siglo antepasado.

En el siglo XX, la inactivación química de la toxina crea los toxoides, logrados a través de cultivos de células humanas, se basa al combate de difteria y tétanos; en el siglo XXI, hasta antes de la pandemia de Covid-19, los esfuerzos estaban en encontrar la vacuna para la malaria, tuberculosis, VIH y meningitis, así como nuevas vías para las vacunas como nasal, subcutánea, intradérmicas y comestibles; solo dos enfermedades han sido erradicadas por medio de vacunas, la viruela y la peste, la poliomielitis, casi está erradicada; respecto al tema de una vacuna para toda la humanidad solo están, la de Covid-19 e influenza, otras eran colocadas a grupos y personas específicas y salvo la vacuna de tétanos neonatal que se aplica a todas las madres.

El extraño caso del Dr Jekill y Mr Hyde se ejemplifica mejor en la antigua caricatura cuando piolín se convierte en monstruo por la sustancia y ataca a un gato paralizado, por el miedo.

Rolando García

Pachuqueño, periodista guionista, registrando la historia cotidiana de todos los días