Vacunas, la otra derrota de la 4T

Agujeros Negros

La supuesta compra de suficientes dosis de vacunas antiCovid-19 y la evidente planeación de su uso electoral por parte del Gobierno de la República para retener la mayoría calificada en el Congreso de la Unión para consolidar el proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador de la Cuarta Transformación, conforme se acerca el 6 de junio parece convertirse en una nueva derrota para el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

La llegada a cuenta gotas de los cargamentos de vacunas e incluso el que nadie sabe dónde quedó el dinero que Morena dijo aportaría de sus prerrogativas para comprar vacunas y la lenta inoculación aderezada con las imágenes de la vacuna no aplicada a un octogenario, lo que fue aceptado por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) pero negado por el presidente, desmoronaron la estrategia.

Pero no solo los errores y mentiras que rodean la adquisición de las vacunas exhiben la incapacidad y equivocada estrategia para contener la pandemia del gobierno federal, en los últimos meses se desató el turismo de salud de miles tal vez millones de mexicanos que viajan a Estados Unidos en busca de la vacuna que se aplica ya sin restricciones en la mayoría de los estados del vecino del norte.

San Antonio, McAllen, Houston, Amarillo en Texas y Miami en La Florida, son destinos que pachuqueños de diferentes estratos sociales han escogido para irse a vacunar contra el Covid-19 en muchos casos a costa de su lesionada economía, es decir no solo han viajado y viajan quienes pueden costear ese gasto sin mayor problemas, hay familias que venden propiedades o piden préstamos para poder inocularse.

Hay desesperación porque se asegura que al ritmo que va la campaña de vacunación en México a la población menor de 40 años recibirán sus dos dosis en un periodo no menor a uno o dos años, mientras el canciller Marcelo Ebrard, encargado de resolver la adquisición de vacunas lanza su “Misión cumplida”, frase que cada día que pasa se comprueba es más falsa.

Así, la vacunación y la equivocada estrategia contra la pandemia, se suman a las derrotas presidenciales como la lucha contra el Huachicol que el presidente insiste en que se ha reducido, cuando ahora se sabe que, a la extracción ilegal de hidrocarburos que no ha disminuido sensiblemente, se suma el contrabando, lo que ya empieza a reflejarse en una caída en las preferencias electorales, fenómeno que observa en Hidalgo y que si bien las encuestas le otorgan delantera a Morena en cuatro distritos, estas pueden revertirse y así en otros puntos del país.