Vías recreativas una medida para afrontar la nueva movilidad

Ciudad y movilidad

El pasado lunes, en la conferencia vespertina que realizó el Gobierno de la República, el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, presentó la guía “Vías Recreativas” para que los estados y municipios en atribución de sus funciones, puedan implementar espacios seguros para niñas, niños, adolescentes, mujeres y adultos mayores, realicen actividades de esparcimiento y ocio en la vía pública de forma segura y así mejorar las condiciones de salud pública de la población mexicana.

Esta guía, se suma a la estrategia del Plan de Movilidad 4S, cuyo objetivo consiste en dar una respuesta integral a las necesidades de movilidad de personas y mercancías, para reactivar la economía de una forma saludable, segura, sustentable y solidaria, derivado de la crisis sanitaria por COVID-19.

Esta guía propone que en las principales avenidas de una ciudad se considere el cierre parcial de la vía pública y se puedan llevar a cabo diversas actividades sociales y deportivas, que impacte en la salud de la población. Como ejemplo tenemos el caso de la Ciudad de México, donde el paseo dominical en avenida Reforma, ha incentivado para que cada día más personas utilicen la bicicleta como medio de transporte, o bien, puedan utilizar otro tipo de transporte no motorizado que permita llegar a diferentes puntos de la ciudad de forma rápida y segura.

A principios de año, en esta columna, mencionábamos el valor que tendrían las vías recreativas y es que las autoridades de todo el mundo apuestan a recuperar los espacios que son utilizados por los vehículos motorizados y darles vida peatonal y/o ciclista, transformando el espacio público en áreas verdes y amigables para todas las personas, impactando en la salud, pero principalmente en el sector económico, debido a que estas vías, aceleran potencialmente el desarrollo económico de las pequeñas y medianas empresas que se ubican en la zona.

La pandemia por COVID-19 nos muestra la cara más sensible y vulnerable de las zonas urbanas, ya que la falta de estas áreas recreativas y puntos de encuentro verdes para las personas, limita a realizar actividades de recreación impactando negativamente en la salud pública y en la calidad de vida de la población mexicana.

Ricardo Bravo

Activista, promotor de la bicicleta, amante del deporte de aventura y la naturaleza. Creo en el desarrollo sostenible y el trabajo en equipo.