Y este domingo, elecciones

Historias que contar

Estamos a tres días de que se celebren los comicios, considerados los más importantes en la historia de México. Esto ocurrirá, lamentable, en un entorno de violencia.  Parte de los actores políticos, en diversos niveles, han sufrido agresiones que a algunos les ha costado la vida.

También, no menos interesante por la vinculación de tres partidos, hasta meses anteriores, diferentes en sus conceptos que les dieron vida pública: PAN, PRI y PRD.

Participan conjuntamente contra el que llaman enemigo común, Morena, que también con otras agrupaciones asociadas, buscará mantener mayorías en algunos de los cargos en disputa, pero fundamentalmente la Cámara de  Diputados Federal en donde desembocan las iniciativas del Ejecutivo de la nación.

A fin de cuentas, a primera vista, esta libre confrontación es lo sustancial, aunque en el panorama de las entidades se disputen hegemonías.

Estarán en juego 20 mil 415 posiciones, 500 diputaciones federales, 15 gubernaturas, mil 923 ayuntamientos y alcaldías, mil 63 diputados locales y 16 mil 914 espacios más referidas a sindicaturas, regidoras, juntas municipales y presidencias de comunidad.

De acuerdo con datos oficiales, el listado nominal de votantes es de 93 millones 528 mil 473 ciudadanos. Informe que presentó El Registro Federal de Electores (RFE) a representantes partidistas en la Comisión Nacional de Vigilancia (CNV).

Esta número global significa un aumento de casi 4 millones en comparativo a las elecciones presidenciales de 2018 que fue de 89 millones 332 mil 31.

El Estado de México concentra al mayor número con 12 millones 376 mil 517, y la capital de la República 7 millones 772 mil 400.

El jueves, hace una semana, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, habló en forma virtual con gobernadores. Entre estos estuvieron, Omar Fayad, de Hidalgo, y el controvertido mandatario de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

La funcionaria no soslayó que el mayor riesgo en las elecciones es el crimen organizado que afecta al país al sacrificar a candidatas y candidatos, resaltando que los más vulnerables son aspirantes a encabezar ayuntamientos.

Sobre el número de victimados, ya eran para ese día 38 sin cuantificar a quienes han sobrevivido a los atentados.

Cabe precisar que en Hidalgo las jornadas de proselitismo, salvo raras excepciones en debates, al confrontar proyectos, han transcurrido sin acciones violentas.

No ha sido entidad belicosa en ese sentido.

Igualmente se han producido reacomodos de aspirantes, sumándose a otros partidos, y, no menos comunes, algunos han abierto vías de participación a sus hijos, parejas y otros familiares.

También, pocos, comentario despectivos de algunos candidatos hacia otros, como el que se atribuyó al enlistado en pos de la gubernatura de Baja California, Jorge Hank Rhon, cobijado por Encuentro social (PES), quien llamó “basura” a otra participante, Lupita Jones, muy recordada como Miss Universo. Empezando, por ser mujer, no merecía, si se vertió, ese calificativo.

En este escenario de lo impensable se registraron llamados coincidentes del presidente Andrés Manuel López Obrador y del consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova.

Antes, sin coincidencias en sus expresiones, esta vez, el miércoles 26 de mayo, cada uno por su lado fueron coherentes.

AMLO pidió a la sociedad acudir a las urnas. “Decirle al pueblo que no debemos atemorizarnos, tenemos que participar y salir a votar”. Esto lo dijo al aludir a “gente que quiere generar inestabilidad, que sin duda es la delincuencia organizada”.

Córdova rechazó esta barbarie “que se contrapone con la apuesta civilizadora de la vía democrática para dirimir diferencias en la sociedad”.