Zona Metropolitana

Yolanda Tellería desaprovechó la oportunidad de servir a Pachuca: Tania Meza

Yolanda Tellería desaprovechó la oportunidad de servir a Pachuca, expresó rotundamente Tania Meza Escorza, presidenta concejal, al señalar que quien fuera la primera presidenta municipal electa, dejó una deuda de 60 millones de pesos y otros 60 millones de pago de aguinaldos. Corresponde a la Auditoria superior del estado por facultad de ley, proceder contra lo que resulte, dijo.

Deuda, irregularidades y corrupción son problemas que se deben resolver cada día, por el desaseo localizado en todas las áreas. Personal en nómina que nunca llegó a trabajar por cuatro años y la creación de 500 nuevas plazas que, en comparación a la anterior administración, son demasiadas, consideró.

Asimismo, Yolanda Tellería mantuvo divorcio con personal sindicalizado desde el conflicto de la huelga y, sin embargo, las y los 825 trabajadores sacaron a flote la atención y los servicios.

Meza Escorza, primera mujer concejal presidenta en Pachuca, señaló que a partir de la limpieza de corrupción se empezó a recaudar dinero que ha sumado casi 6 millones de pesos que son considerados para 30 mil metros cuadrados de bacheo, que deberá terminarse en la siguiente administración.

Entrevistada en la oficina de Presidencia de la Casa Rule, expuso que ante las irregularidades se consideró que tenía que cambiar todas las direcciones y hacer un trabajo minucioso de revisión. “Se esperará qué procede. Sí habrá dinero que tendrán que devolver porque se le causó un daño presuntamente al municipio”, aseveró.

Recaudación, recorte de gastos, apretarse el cinturón en cien días contados de trabajo, y que responden a tres ejes de actuación, como lo son: limpiar irregularidades; funcionamiento cotidiano del municipio como recolección de basura, policía y otros, y el tercero, velar por los derechos humanos, es la labor cotidiana.

El clamor popular, sin duda, es el bacheo que no sólo afecta a conductores, también transporte público y peatones.

Una de las primeras acciones fue “limpiar” al área de policía y de Reglamentos y espectáculos, precisó Meza. Foto: Carlos Sevilla.

Tania Meza, lo dijo claro: “No estamos aquí por una beca de tres meses. Estamos aquí con una oportunidad de trabajar”.

Primeras acciones

Una de las primeras acciones fue “limpiar” al área de policía y de Reglamentos y espectáculos para poder obtener recaudación y que no siguiera la corrupción. 

Además, se convocó a la población a regularizar el cien por ciento del predial. Depurar prácticas para mejorar la atención a la población y “no para su propia causa de quienes actuaban mal”.

Malos manejos, dijo Meza Escorza, desde la vacuna que dejaron echar a perder en el centro de control canino hasta la renta de las luminarias.

Quien pensaba en trabajar por un gobierno municipal basado en los derechos humanos, que es su origen como activista, se le presentó una realidad distinta. Entonces, consideró que primero tenía que resolver irregularidades y los derechos humanos vendrían después.

Sin embargo, sostuvo que hoy ya se encuentra con mejor ánimo, sin parar de trabajar cada día y con un buen equipo en cada área.

Mujeres más observadas

Como feminista, Tania Meza consideró que es muy doloroso saber cómo una mujer actuó de esa forma en la alcaldía “porque hay grandes expectativas, yo espero que las mujeres que lleguen alcancen a ver la visión histórica; a pesar de la paridad de la elección pasada quedaron pocas mujeres”.

“Hay mayor observación hacia lo que hacemos las mujeres. Debemos llegar con la consciencia de que estamos 100 por ciento observadas y 50 por ciento perdonadas. Había otra expectativa, toca seguir abriendo espacios. Las oportunidades se abren y hay que estar preparadas para los puestos de poder”, destacó Tania Meza.

Aida Suárez

El periodismo es mi vida. Tengo cuatro libros sobre periodismo cultural que abordan el tema de migración. Me gusta la lectura, el cine y la música es mi pasión. Mi mascota es un colibrí que me saluda todas las mañanas desde la ventana.

Publicaciones relacionadas