Centro de Investigaciones Históricas y Culturales de Hidalgo realiza conferencia de la colonia

Especialistas de Leiden participaron con el tema Invención Colonial del Sacrificio Humano

El Centro de Investigaciones Históricas y Culturales de Hidalgo, llevó a cabo la conferencia Invención Colonial del Sacrificio Humano, con la participación de Aurora Pérez Jiménez y Maarten Jansen, de la Universidad de Leiden, Holanda.

En la conferencia se menciona que una referencia sobre las representaciones del sacrificio humano se da en el séptimo arte, con la película Apocalypto, cuyas descripciones similares se dan en museos, textos científicos, históricos y exposiciones.

Te sugerimos: Iván Macías, mexicano nominado al World Press Photo Award 2021

El catedrático de Patrimonio de los Pueblos Indígenas en la Universidad Leiden, Maarten Jansen, explicó que, de acuerdo con el antropólogo Marvin Harris, los aztecas empleaban el sacrificio a fin de evitar que las deidades enfurecieran.

“En ningún otro lugar del mundo se había desarrollado una religión patrocinada por el estado cuyo arte, arquitectura y ritual estuvieran dominador por la violencia corrupción, muerte y enfermedad”, mencionó.

Asimismo, ilustraciones coloniales como son Magliabechi y el grabado de Th. De Bry, son el referente de la visión artística del siglo XVI, con lo cual se aborda otras representaciones europeas y la crítica de este enfoque.

Jansen expresó que los europeos han creado relatos basados en malos entendidos, fantasías y sensacionalismo macabro, usado para generar discriminación, invasión y opresión.

“La razón por la que los pueblos han sido retratados como caníbales no son creíbles en la actualidad, los investigadores y arqueólogos rechazan las imágenes populares, ya que con ello buscaban legitimar la conquista”.

Con la llegada de Cortés a Tenochtitlán, mencionó, se obligó a cesar los sacrificios, los cuales no eran bien vistos por Dios y estaba prohibido por la Monarquía.

Puedes leer: Conversatorio Mujeres en el séptimo arte

Sin embargo, los rastros del supuesto sacrificio humano desaparecieron durante los primeros años de la colonia, cuyos reportes son reconstrucciones retrospectivas y basadas en rumores y fanatismo.

“La idea del sacrificio y consumo de carne humana estaba ahí antes de poderse observar la realidad; los testimonios, al observarlos bien, no son  evidencias oculares, sino textos ideológicos para difamar”.