Recordando a Pepe Martínez, fundador del Mariachi Tecalitlán

Legado musical que traspasa fronteras

El músico José Martínez Barajas, conocido en el mundo musical como Pepe Martínez o Don Pepe,  fue un reconocido violinista, compositor y arreglista, que destacó por sus aportes a la música de mariachi.

Nació en Tecalitlán, Jalisco el 27 de junio de 1941, fue hijo de Rosario Barajas y Blas Martínez. A temprana edad comenzó a expresarse a través de la música, incorporándose, junto a su padre a una banda militar.

Te puede interesar: Rubén Fuentes, el compositor que llevó la música mexicana al mundo

Junto a su hermano Fernando formó el Mariachi Nuevo Tecalitlán, en 1965, trabajo en los arreglos musicales que dejó un seño único en la agrupación.

En 1975 ingresó como violinista y director musical al Mariachi Vargas de Tecalitlán, por invitación de Silvestre Vargas y Rubén Fuentes, para sustituir a Jesús Rodríguez de Hijar.

Los gallos, Viva Jalisco, Veracruz I, II y III, Caballería ligera, Las bodas de Luis Alonso, El cascabel y Somos Novios, son algunas de las contribuciones que como arreglista.

Asimismo, como compositor parte de su legado fue Cuerdas de satín, Lluvia y granizo, El sí que sí, Trompeterías, Qué chulada de mujer, Para dejarte de amar, Piel con piel, El viajero y La fiesta del mariachi.

Puedes leer: Arranca el Festival Internacional de la Imagen 2021

En 1916, en el Festival de Mariachi de Ticson, estrenó la composición que se convertiría himno para mariachis en el mundo, Violín huapango, basado en la letra de Juan Arturo Ortega.

“Mi compañero, mi violín sigue despierto,

Yo lo escucho todavía, mientras viva, mientras viva”.

Violín huapango

El 23 de abril de 2016, por complicaciones de respiratorias fallece Don Pepe Martínez en Guadalajara, Jalisco, recibiendo homenajes en el país y alrededor del mundo, por los mariachis Vargas de Tecalitlán, Nuevo Tecalitlán, Sol de América,  Jalisco es México, entre otros.