San Salvador redujo salarios elevados y eliminó prácticas neoliberales

A 100 días de gobierno municipal, el presidente municipal de San Salvador, Armando Azpeitia Díaz, publicó un mensaje donde destacó que se redujo en 40 por ciento los altos salarios, resaltando que no gobiernan con recetas neoliberales sino con la acción colectiva de la comunidad.

En su mensaje a vecinas y vecinos de San Salvador, el alcalde indicó que se cumplen cien días de intenso trabajo del gobierno democrático por transformar a fondo el municipio y construir el poder del pueblo bajo los principios de “No robar, no mentir y no traicionar”.

«Estamos convencidos de acatar el mandato del pueblo de trabajar con austeridad municipal. Ya no hay presidente municipal, regidores, síndico ni funcionarios con salarios de lujo ni con prebendas ni privilegios, pues nos hemos rebajado el 40 por ciento de las dietas y salarios en comparación con la administración anterior», destacó en su mensaje a través de redes sociales.

Resaltó que en San Salvador no se gobierna con las orientaciones de los tecnócratas neoliberales, «aquí nos queda claro que no somos mandatarios sino servidores públicos, y que el pueblo manda y el gobierno obedece».

Azpeitia Díaz señaló que el enfoque del gobierno municipal es la democracia participativa y la organización desde abajo, donde la acción colectiva de las comunidades es fundamental, sobre todo en la designación de sus autoridades, planear su desarrollo y trabajar la obra pública mediante faenas semanales.

Puedes leer: Capturan a dos con huachicol en Cuautepec

«Ahora todo ciudadano que lo desea, puede observar al momento las sesiones del Ayuntamiento mediante las redes sociales y puede ser atendido cuando lo solicita, por lo que ya no se toman decisiones a espaldas del pueblo», refirió en su mensaje.

Expuso que el Plan Municipal de Desarrollo 2020–2024 se ha construido mediante convocatorias públicas tanto en foros presenciales y virtuales, así como con entrevistas ciudadanas, el cual permanentemente será revisando y fortalecido.

Además, aseguró que el presidente, directores y regidores recorren permanentemente las comunidades, dialogando directamente en los lugares donde se les solicita.

«Trabajamos bajo los principios del presupuesto participativo, informando públicamente mediante las sesiones de cabildo sobre los fondos y montos presupuestales municipales», mencionó.

Resaltó que los techos presupuestales se van asignando a las comunidades con base en su densidad de población, grado de marginación y nivel de contribución fiscal, «el compromiso es que todas y todos participen y vayan decidiendo mediante asamblea general comunitaria la prioridad de sus obras, y que participen en la administración de su techo financiero así como con mano de obra y recursos del lugar para agrandar metas».

Puedes leer: Consideran instalar parquímetros en Atotonilco El Grande

«Ni corrupción, ni privilegios: el gobierno democrático sirve solo al pueblo; se acabaron las partidas secretas a organizaciones sociales que estaban acostumbradas a chantajear al gobierno municipal en busca de dinero fácil. Aquí no pagamos ni a “gestores” ni a operadores políticos de ningún tipo, tampoco tenemos constructoras preferidas», sentenció.

«Somos un gobierno democrático con unidad interna y con tolerancia cero a la violencia de género; mantenemos pleno respeto y atención a nuestros adultos mayores; sabemos de la importancia de la pluralidad de ideas, y por encima de todo ponemos el interés colectivo, el desarrollo y el bienestar de nuestras comunidades; valoramos las expresiones culturales de nuestro pueblo hñähñu y avanzamos en la construcción de un gobierno popular, humanista, transparente y honesto. No olvidamos el principio que nos guía, es la búsqueda del bien común. Con la participación de todas y todos estamos seguros que lograremos grandes cambios», culminó.

Edgar Chávez

Periodista nacido en Pachuca. Egresado UNAM FES Aragón