Exhibirán piezas de forjador tulancinguense en Bienal de Arte en Italia

Onésimo siguió la vocación que su abuelo Miguel Ávila León, quien estableció hace ochenta años un taller de fragua

Dos obras del forjador tulancinguense, Onésimo Ávila Lara, se exhibirán en la IV Bienal de Arte Contemporáneo de Salerno, Italia, en noviembre de 2021, a través de Expo Latina de Arte.

“Entre los tules”, un tolteca inspirado en el glifo de Tulancingo, y que actualmente se encuentra en el Museo del Ferrocarril desde 2016 y “Armonía”, realizada en 2008, son las piezas que fueron seleccionadas por el Comité Científico de la Bienal.

Su participación en el extranjero con una pieza que identifica a los tulancinguenses llena de emoción y orgullo al artista, quien narró a La Jornada Hidalgo que le sorprende porque, aunque moldea un trabajo creativo y complejo, no ha participado en exposiciones locales, estatales o nacionales.

“Por la pandemia es una exposición virtual, solo si ganara tendría que ir a Italia, pero para mí el hecho de participar es ya una ganancia enorme que me hayan tomado en cuenta”, expresó Onésimo Ávila Lara.

Heredero de la fragua

Como tercera generación, Onésimo siguió la misma vocación que su abuelo Miguel Ávila León, quien estableció hace más de ochenta años un taller de fragua en Tulancingo, de los últimos que aún queda en el municipio con técnicas heredadas del pasado.

En ese espacio, años después junto a su padre Onésimo Ávila Soto, el artista autodidacta aprendió a trabajar el hierro, meterlo a la fragua al rojo vivo, con el martillo y yunque dar movimiento a la pieza.

Actualmente los hermanos Ávila son quienes se encargan de transformar los metales en herramientas de trabajo.

“Me encanta porque todos los días se levanta uno sin saber qué vamos a hacer, la gente pide un hacha, una pieza nueva, una herramienta especial”,

comentó Onésimo.

Te recomendamos: Impulsan a fabricantes de tejido de punto en Cuautepec

El oficio se fundió en el arte

El forjador recordó que desde niño diseñaba figuras en los gises con un alfiler.

“Nunca fui a una escuela de arte, pero mi habilidad es dibujar, crear y llevarlo a mi oficio que es la fragua”,

dijo.

“Entre los tules”, su obra más representativa y que tardó cuatro meses en realizarla, Onésimo describe el descubrimiento del Valle de Tulancingo por un tolteca entre los tules y juncos.

“Lo quise representar como un hombre fuerte, maduro, un líder, no es un Dios ni un sacerdote, es un hombre común”,

enfatizó.

“Recuerdo que cuando era chico le dije a la maestra <qué es esto y qué representa> me contestó <es un hombre detrás del tule>, pero yo me preguntaba por qué está agachado. Si es un hombre que vio el Valle de Tulancingo no sé por qué está así”,

afirmó.

“Cuando hice esta obra quise representar al glifo, que sí está un poquito agazapado, pero está como descubriendo algo. Con su mano señala una voz, una estrella, como si algo mágico le dijera: este es el Valle de Tulancingo y aquí es bueno para que la gente viva”,

aseveró.

“Es una pieza importante porque representa a mi Tulancingo y si algo me enseñó mi abuelo aparte de trabajar es querer a nuestra tierra, estar orgullosos que somos de Tulancingo”,

expresó el artista junto a la obra.

Puedes leer: Presentan la Fiesta inaugural del mural El Bordo

Piezas que reflejan momentos

Las obras de Onésimo Ávila Lara son momentos, así define el escultor autodidacta sus piezas, las cuales, en su mayoría, contó, han sido regaladas entre sus amistades, como una muestra de afecto, y ese es el valor que representa para él.

“Armonía”, segundo trabajo que se exhibirá de manera virtual en el país europeo, transmite la sensación del nacimiento de las notas musicales, pieza que forjó hace más de una década.

“Yo estuve en el Grupo de los Ukkas y ahí tengo un gran amigo que es Daniel Márquez, como él toca el teclado me nació hacerle un regalo y le hice esta mano”,

contó el también cantante.

Su trabajo es apreciado en EUA

Onésimo forjó el reconocimiento que se entregó a Robert (Bob) Athenour, fundador del Comité de Ciudades Hermanas Tulancingo-Pleasenton, para quien elaboró dos manos estrechándose.

A raíz de ese trabajo, símbolo de amistad entre ambas ciudades, otras obras de Onésimo Ávila Lara que viajaron a Pleasenton California, Estados Unidos, son un clarinete, un caballo, así como la réplica a escala de Entre los Tules.

La obra más reciente, El toro

El trabajo más reciente del artista tulancinguense que sorprendió a miles de miradas en redes sociales, es un toro en forja de hierro.

“Tiene una impresión de fortaleza, y representa el momento en que salen los toriles al ruedo en estampida, primero se detienen y distinguen donde están. Comienzan a trotar y después a embestir”,

describió Ávila.

Cabe mencionar que esta última obra fue la que llamó la atención de uno de los miembros del comité de la bienal, quien invitó a Onésimo para participar con las cinco obras solicitadas en la convocatoria, y de las cuales los expertos en arte seleccionaron dos.